Revelaciones del Padre Togüer's

Revelación XXIII » 3 de julio de 2012

Hombre, hombre, hombre. (Genérico, ojo.)
Toda la vida enmerdando a banqueros y adláteres, sabiendo que, en el fondo, no andaba con mucha razón, pero comentándolo por el placer del pataleo. Pero…
Ayer, me enteré de que están investigando a varios banqueros (una quincena) de la City (ese templo estilizado a Mammon), por alterar el valor del Euribor y el Libor (mis discupas a los otros bores, que desconozco) a su favor. Y, tacháaaaan, alomojó van a la cárcel. Mejor que no vayan, que se alimenten por su cuenta, se les quita toda la pasta y se les pone en la cola del inem.
Además de inhabilitarles para el resto de su vida, en cualquier trabajo que sea de oficina.
Se les da una pala (cucharilla de café), un cubo (taza de cortado) y un rastrillo (un tenedor de postre), y, ale, a plantar cebollas, lechugas…vamos, les convertimos en huertanos.
En fin. Gusto de raza humana.
Ahora, repetid conmigo: Viva el Comercio, Viva, Viva, Viva…pero el Comercio Libre, no ese agarrao que se han sacado de la bocamanga.
Si Micer Marco Polo levara la testuz.
Ale. A disfrutar del inicio de principio de la partida del subidón de…

Ver más revelaciones

Switch to our mobile site