Christie’s subasta la muñequera del guarro


Aquí pueden Vds. observar al presentador del evento mostrando al público asistente la muñequera del guarro
NUEVA YORK, CANADÁ (Karmele Fante).- Parece mentira, pero es que los palencianos aún no tenemos conocimiento del alcance mundial que tienen algunos de nuestros productos autóctonos.
Esta vez, la sala de subastas Christie’s se propuso ofrecer a su público un artículo único: la muñequera que acompañó al celebérrimo cocinero Luis nadie-sabe-como-se-apellida durante sus 20 años de trabajo en el emporio gastronómico palenciano The Guarro’s. Hay que destacar el hecho de que durante la subasta las asistencias sanitarias tuvieron que atender 8 desmayos, a pesar de que se había avisado con anterioridad a los asistentes sobre la peculiar pestilencia del amuleto subastado y se habían tomado todas las precauciones necesarias para que el local estuviera debidamente ventilado.
La puja inicial fue de 0,10 €, pero algunos de los asistentes se animaron extraordinariamente (algunos dicen que fruto de los efectos alucinógenos que llega a producir el olor de la muñequera), y la cantidad empezó a ascender de manera vertiginosa, hasta alcanzar la cifra de 800.000 euracos que finalmente pagó el excéntrico millonario australiano Steven Di Miado, famoso en el mundillo de las subastas por la sonada compra del primer sujetador de Sara Montiel, valiosísima reliquia del siglo XVIII.
Cuando se le preguntó sobre lo que tenía pensado hacer con la preciada adquisición, Steven contestó que iba a donarla al “Churris de Paquirrín Memorial Center” de Grijota, para que puedan avanzar en las investigaciones que están llevando a cabo sobre la resistencia humana a los malos olores. Según hemos podido saber, el citado centro ha quedado totalmente desierto a los pocos minutos de conocerse la noticia.
Pero el éxito de la subasta ha sido tal que Christie’s ya está negociando con empresarios y coleccionistas palencianos para poder ofrecer pujas por otros productos de gran valor en el mercado, como el carrito de Carmen la Cartones, el maletín de Fernando el Librero y la última oreja que cortó el insigne torero Marcos de Pelis, la de su cuñado.
Perpetrado por
en la sección de Internacional
el Miércoles, 24 de febrero de 2010
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site