CLUB PRIVADO

Rotary Club, Grupo Bilderberg, Logias Masónicas, Curia Vaticana o el exclusivísimo club de los Cinco de Enid Blyton. Hay repartidos por el mundo una serie de clubes privados y supersecretos con supuestos aviesos fines para favorecer a sus miembros y apoderarse del mundo, o así.

Lejos de ser una leyenda urbana esta redacción ha demostrado su veracidad. En las mazmorras del afamado restaurante The Guarro’s se ha encontrado la entrada que da acceso a la baticueva del:

Club de Arbitrariedades Generalizadas para Amigos y Otros también conocido con el famoso acróstico paredeño C.A.G.A.O.

Que el presidente del gobierno sube los impuestos cuando juró y perjuró que no lo haría, piense… C.A.G.A.O. Que siempre ha vivido de forma ordenada y austera y ahora le dicen que la crisis es culpa suya y que la tiene que pagar, piense… C.A.G.A.O. Que un concejal de su ayuntamiento se carga la carrera profesional de los funcionarios, piense… C.A.G.A.O. Que la grúa aparca donde se llevó su coche cuando lo dejó un segundo mientras repartía unos menhires, piense… C.A.G.A.O. Que a ese conocido suyo vago y malhechor confeso e irredento el banco y le da un crédito para comprarse una chirucas malayas y a usted para salvar su negocio no, piense… C.A.G.A.O. Que su pareja se pasa una semana en las Bahamas en un congreso de  bodybuilders y no pasa nada porque necesita su espacio y usted tiene un morro de quince días por llegar media hora tarde por tomarse un descafeinado con un cliente, piense… C.A.G.A.O. Que la viga en globo ocular ajeno es menos visible que la paja en el propio, piense… C.A.G.A.O.

Efectivamente debemos ser conscientes que existen arbitrariedades que siempre van a beneficiar a otros y si por un casual alguna vez nos vemos beneficiados nos lo van a cobrar a cojón de padre santo. Lo único que nos queda es pasar con la cabeza gacha rogando a las más altas instancias celestes hacer las cosas bien y no haberla cagao.

Perpetrado por
en la sección de Opinión
el Miércoles, 26 de diciembre de 2012
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site