EL CRISTO DEL HORTERA

Inspirado por el impacto estético de la deslumbrante iluminación de nuestro icono local conocido como el Cristo del Otero, el artista palenciano Andibas Guarrol decidió hace unos días crear una obra de arte a la altura de tan bella reforma, impulsada por nuestro preclaro edil Alfonso Polaco.

 

XTOR

 

A tal fin, previa ingesta de una tortilla de champis alucinógenos recogidos en las cunetas del Camino de las Vacas, regada con tres botellas de Gurpegui, el simpar pintor se atrincheró en los bajos del Guarro´s al grito de “¡ejarme solo, ´stias!” y tras varias horas de esfuerzo sobrehumano salió de la cueva portando la obra maestra que adorna este artículo, bautizada como “el Cristo del Hortera” dirigiéndose a continuación hacia el Ayuntamiento con el mentalmente insano propósito de emular la hazaña del simpar Pepín Riquín (autor del “toro de gruyére”, vendido a la Diputación Provincial en el año 2010 en 156.022,74 euros) y “colocarle” el cuadro al consistorio por el módico precio de 200.000 euros.

 

Ni que decir tiene que los agentes de la Policía Municipal impidieron el acceso al incomprendido artista, quien a la vista del resultado terminó cediendo su obra a nuestro Director del Diario Palenciano, a cambio de un cachi y una de bravas en Lal Mejillonera.

Perpetrado por
en la sección de Sociedad
el Miércoles, 16 de julio de 2014
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site