Encabronados

Nuestro redactor jefe, meditando ante la posibilidad de que cierren The Guarro's

Desde hace algún tiempo corren por aquí ciertos rumores, probablemente por parte de agoreros sin nada mejor que hacer, de un próximo cierre del mas emblemático local de la gastronomía palenciana, The Guarro’s, ese sitio único único en el mundo mundial donde puedes untar una rodaja de morcilla en la salsa de una ración de oreja sin que nadie te mire raro *. Aunque esperamos que esta noticia no sea más que un rumor infundado de los muchos que publicamos, ya se está empezando a observar una nueva ola de malestar que invade nuestras calles, los encabronados.

Los encabronados no son ni más ni menos que un grupo de ciudadanos que, alarmados ante la catástrofe que se avecina, ha decidido tomar cartas en el asunto, y así, de modo espontáneo, han formado una acampada ante las puertas del citado restaurante para evitar el cierre. Y parece ser que la cosa va para largo, a juzgar por las provisiones que se han traído: incluso hay uno que se ha traído un gocho entero de casa… Bueno, en realidad él dice que es un primo suyo con algo de sobrepeso, pero nadie se lo cree y ya han puesto fecha para la matanza (como que esto puede acabar en tragedia, oigan).

El líder de los encabronados (también conocido como Movimiento 15-G), Dámaso Lomillo, nos ha comentado en una conversación telefónica que, a pesar de los bates de béisbol, cadenas y puños americanos que portan algunos de los manifestantes, que nadie se lleve a engaño, esto en realidad todo no es más que un movimiento pacífico cuyos principios éticos son la paz, el amor… y una buena somanta de hostias a quien se le ocurra chapar el Guarro.

Hemos consultado a nuestros políticos sobre el asunto, faltaría más. Y así, el flamante nuevo alcalde Alfonso Paul Anka ha declarado que esto [también] será bueno para fomentar el turismo. Heliodoro Yallegó, por su parte, se ha solidarizado con el movimiento, ya que dice que él también fue joven… aunque hace tanto que ya ni se acuerda.

También, para una mayor comprensión de este fenómeno, hemos consultado al sociólogo Chema Ranazzo, quien ha puesto el dedo en la llaga. “¿Y qué vamos a hacer los palencianos si desparece el Guarro? ¿Follar? Sí hombre, con lo que cansa..”

* Verídico

Nota de la Redacción: Ante un riesgo tan importante para nuestra sociedad, y dados los tiempos que corren, desde Diario Palenciano hacemos un llamamiento a la cordura y a la sensatez, y aconsejamos a todo aquel que tenga un mínimo de sentido cívico que salga a la calle con cualquier tipo de arma contundente (sí mi querida señora, su sartén vieja y ennegrecida también nos vale). Luego ya veremos a quién atizamos.

Perpetrado por
en la sección de Sociedad
el Lunes, 10 de octubre de 2011
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site