Expedición palenciana corona la cima del Monte el Viejo por su vertiente Sur


Una expedición del programa A un pelo de lo imposible, de la cadena palenciana de TV Canal Pocho, en colaboración con la Cámara Oficial de Bebercio e Ingesta Palenciana (COBIPA), consiguió ayer una gesta sin precedentes: ascender al Monte el Viejo por su vertiente Sur, la más escarpada e inaccesible de todas.


El ciervo que atacó a la expedición, fotografiado por nuestro corresponsal, quien ha sido despedido de inmediato. Sobran las explicaciones.

Según nos informó de primera mano nuestro corresponsal en el campamento base nº1 de Villamuriel de Cerrato, Simón Tañero, dos miembros del equipo, el presidente de COBIPA Vicente Viagrá y el sherpa nepalí Tensing Abardina, consiguieron alcanzar la cima ayer jueves, 25 de febrero, a las 12:00 horas GMT (las 13:15 en Cervatos de la Cueza).

Han tenido que superar momentos muy duros, nos comenta Simón, empezando por la deserción de Edurne Pasaban, que dijo tener cosas mejores que hacer que subir a hacer una barbacoa al monte con cuatro pringaos, luego las dos semanas que estuvieron atrapados en el campamento base nº2 a causa de una capa de nieve de 10 cms de espesor… por no hablar del ataque de un gigantesco ciervo macho escapado de la reserva que dejó a uno de los sherpas con graves lesiones en sus posaderas. Además, cerca de alcanzar la cumbre, Vicente sufrió síntomas de asfixia (probablemente debido al puro habano y a los tres copazos de coñac que se acaba de meter entre pecho y espalda) y, pese a no estar previsto, hubo que terminar la ascensión con la ayuda de botellas de oxígeno. Escalofriante testimonio.

La gesta de subir al Monte el Viejo por la vertiente sur había sido intentada anteriormente por 8 expediciones, fracasando de modo estrepitoso todas ellas. Cabe destacar en especial la tragedia de los miembros de la expedición británica de 2004 cuando, víctimas de las inclemencias metereológicas y de los ataques de bandas de domingueros organizados, tuvieron que abandonar a su suerte a dos alpinistas de los que nunca más se supo. Algunos lugareños dicen haberles visto en el Refugio del Monte comiendo paella y bebiendo sangría en un avanzado estado de embriaguez, pero eso no son más que habladurías, rumores sin fundamento.

Volviendo al equipo de escaladores, debemos destacar el hecho de que ahora se enfrentan a la tarea más peligrosa: el descenso del Monte el Viejo, catalogado por la revista especializada Guía del Buen Trepa como el K2 español. Que no les pase nada.

Perpetrado por
en la sección de Deportes
el Viernes, 26 de febrero de 2010
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site