FIESTAS POPULARES (Pepe el de la Nava)

Tremenda noticia nos llega del parte médico de heridos en el encierro ecoló-mico que se ha celebrado en las fiestas de San Antonio en la localidad de Grijota el pasado 13 de junio de 2010. Una señora ha sido herida de gravedad, con alevosía y con saña por el carretillo que simula la res, a la que se le agrega una cornamenta. En este caso no hay res, por lo que es conducido por persona muy mal intencionada que ha terminado gastándolas así al no ser correspondido por la moza dañada, de nombre Mari Pili.

Sucedió en el espectáculo llamado encierro ecológico, que nos podemos permitir llamar ecoló-mico, ya que mezcla el respeto al animal con el dinero que se deja de gastar por no contratar una res de raza ¡Crisis!. Lugar:la localidad palentina Grijota.

Los hechos son muy extraños. En primer lugar, la herramienta utilizada en el encierro no era la más adecuada. Por lo visto, un carretillo de obra en el que no han terminado de ubicar el cuerpo del animal en su parte alta, voluminosa y doliente, ya que parece ser que las astas parecían más típicas del bisabuelo de Bambi que de cualquier eral, utrero, o incluso buey. Además, al individuo no se le practicó las correspondientes pruebas de control de alcoholemia antes de conducir el mencionado vehículo. Tampoco la prueba de celos, que ha sido un agravante mayor en los hechos.

La moza, de nombre Mari Pili, saltó al ruedo para ser enseñada en el arte del toreo por su correspondido pretendiente Rafael de Caula. En esas nuestro conductor embistió con dureza contra la víctima que en su empeño de huir no pudo evitar ser interceptada. La alevosía del actuante supuso que la cornamenta entrara por cierta zona, ya agujereada de por sí. Zona que afecta a órganos vitales llamada “chirimbolo”, Esto se ha sabido ya que el personal se tomó la molestia de detallar los hechos con una canción;

A la Maripili, la ha pillao un toro,
le ha metido el cuerno por el chirimbolo.
A la Maripili la ha vuelto a pillar,
le ha metido el cuerno por el de mear.
¡Cuánto más corría, más se le metía!
¡Cuánto más saltaba, más gusto le daba!

Se duda eso sí, la certeza de lo indicado en la presente canción y desde esta redacción deseamos la pronta recuperación de Mari Pili y el control de los instintos de nuestro actuante.

 

En la imagen ambulancia trasladando a Mari Pili al Hospital.

Perpetrado por
en la sección de Firma Invitada
el Jueves, 17 de junio de 2010
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site