HAY TROMPICÓN PARA RATO

El pasado 7 de febrero, viernes por más señas, una nutrida representación del Consejo de Administración de Diario Palenciano (nuestro bienamado Director J. A. Morado Plazuela, y el Redactor Jefe Tiburcio Trilero) nos desplazamos al conocido restaurante capitalino The Guarro´s (en adelante, TGs) a invitación del primero, profundamente preocupado por su futuro profesional tras el cese fulminante de Pedro Jeta Ramírez (se rumorea que Pedro Jeta aspira al sustancioso sueldo de bienamado Director de nuestro pasquín).

Una vez cómodamente instalados al fondo de la barra, ambos dos nos pusimos como el tenazas a base de dobles de torreznos, morcilla y callos regados con agua y tubos de cerveza y rematados con café y orujo de la misma sustancia, todo por el módico precio de 10 euros (en total).

A continuación, y en rigurosa exclusiva, departimos amistosamente con el nuevo Gerente de tan añejo establecimiento, que ha asumido la dirección del local hace apenas un año acreditando una larga experiencia en almuerzos, casquería y colesterol durante décadas en el bar del Mercado de Abastos, merced a la cual damos fé de que TG´s mantiene intacto su sabor y, como reza el título, HAY TROMPICÓN PARA RATO.

Lo cual resulta no solo de la ingente cantidad de comensales que degustaban las variadas especialidades de la casa (tortillas de champi, chorizo, callos, morcilla, torreznos, de todo excepto ensaladas) sino también,muy especialmente, de la profesionalidad del encargado de la plancha, digno sucesor del inmortal Luis quien, mientras conversábamos, iba pasando hondonadas de torrreznos por la plancha a fin de dejarlos “sellados” para darles otra vuelta a la tarde.

Preguntados sobre los rumores acerca de una nueva visita del Chef Cipote y un programa en el espacio “Pesadilla en la cocina”, los presentes nos indicaron que Cipote solo viene al TG,s a descansar y disfrutar de la buena mesa, la última vez en compañía de la Duquesa de Calva y su marido, el palenciano Alfonso N,diez, procedentes de Carrión.

La dirección nos confirmó que se mantiene igualmente inalterada la tradición del popular “chicharro” (“Chicharro los martes, cerramos los jueves”, reza el lema secular del templo de la gastronomía palentina) del cual se despachan semanalmente toneladas in situ y para su consumo a domicilio, hasta el extremo de estar ponderando la opción de adquirir una “Vespino” para servirlo puerta a puerta.

En la imagen, el plato estrella de la casa.

chicharro al horno(2)

Perpetrado por
en la sección de Sociedad
el Lunes, 10 de febrero de 2014
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site