Misteriosa desaparición del nuevo alcalde de Escurrebragas de Campos

La palenciana población de Escurrebragas de Campos ha sido escenario de un hecho insólito, la desparición del Concordio, cabeza de lista de la formación política ALE (Agrupación Leñadora de Escurrebragas), la cual ha sido la ganadora en los recientes comicios llevados a cabo en la citada localidad.

Lo último que se sabe de él fue el mensaje que dejó en su Twitter el mismo día de las elecciones y que decía “Bueno señores, que visto lo visto… me marcho a por tabaco“.  Nadie lo ha sabido interpretar.

Agente de la Benemérita intentando convencer a uno de sus perros para seguir el rasto del Concordio.

La Benemérita se encuenta rastreando los alrededores, pero, como Vds. pueden observar en la foto, los sabuesos que están utilizando en la operación tienen serios problemas debidos al lamentable estado en que ha quedado la ropa interior del desaparecido.

No hay más pistas, pero al menos podemos aportar algunos datos de nuestra propia investigación que quizás puedan explicar los motivos de tan sorprendente desaparición… o quizás fuga.

Ya que, según cuentan los lugareños, el ahora nuevo alcalde de Escurrebragas no tenía la más mínima intención de ganar las elecciones y su decisión de presentarse fue tomada un día en el que se había bebido hasta el agua de los floreros y con la única intención de tocarle las pelotas al Eufronio, su suegro y anterior alcalde.

A ésto sumemos que de todos es conocida la fama de cachondos mentales que tienen los habitantes de Escurrebragas, al igual que también es de todos conocida su ancestral costumbre de, cada vez que hay elecciones, felicitar al candidato ganador tirándole desde lo más alto del campanario de la iglesia del pueblo. Y estaban cansados de tirar siempre al mismo, ya que según dice Don Sabiniano, párroco de Santa María de Escurrebragas, “las últimas veces que tirábamos al Eufronio, el mu joputa insistía en ponerse casco, como si no le bastara con la boina. Es que con mariconadas así se pierde la gracia“.

Además, hay que añadir que el Concordio es una persona especialmente sensible. “Fíjate si está amariconao el tío, que va y le quita la cáscara a las avellanas pa comérselas“, nos ha contado el Macedonio, maestro del pueblo.

La cosa es que el Concordio lleva más de quince días desaparecido y, a pesar de todos los esfuerzos que se están haciendo por localizarle, apostamos lo que Vd. quiera que a estas alturas el buen hombre ya debe andar por la estepa siberiana.

Nota de la redacción sobre la foto: Sí, es cierto que para ser guardias civiles, no se les ve el tricornio por ningún lado. ¿Y QUÉ?

Perpetrado por
en la sección de Sucesos
el Lunes, 20 de junio de 2011
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site