NO FUE EL VIENTO

Fuentes de toda insolvencia enfervorecidamente swimpatizantes de Diario Palenciano nos aseguran que el incidente acaecido la tarde del martes con el toldo de la terraza del conocido  garito “Con Jamón” de nuestra capital no fue debido a un golpe de viento, como piadosamente se ha dado a entender a fin de no sembrar el pánico entre los vecinos.

Lo cierto, y así lo han declarado varios testigos presenciales, es que nuestro nuevo colaborador (y más que eso, Suprema Inspiración y Reverendísimo Gurú) Chuck Norris (loado sea) reaccionó con su furia habitual ante media docena de gambas poco pasadas por la plancha para su gusto, ante lo cual lanzó una de sus proverbiales patadas contra el toldo, de tal contundencia que casi le brota pelo al librero Elgordi, que andaba por los alrededores.

“Si llega a ser un funcionario, el toldo ni se menea, pero claro, Chuck es Chuck”, declaró uno de los camareros del establecimiento mientras se aplicaba un poco de gomina para arreglarse el peinado.

“La propiedad ha decidido no entablar acciones, por otra parte inútiles a buen seguro, frente al Insigne Gran Maestro Chuck, cuya justa ira quedó después aplacada tras ser invitado a diecisiete San Jacobos de ibérico y queso de cabrales, y tres “magnum” de “Pringus” Gran Reserva”, ha manifestado Isidro Melamo.

En la imagen, la fuerza expansiva de la patada de Chuck vista desde la Avenida de Madrid.

Perpetrado por
en la sección de Sucesos
el Jueves, 6 de mayo de 2010
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site