Redactor de Diario Palenciano, expulsado del Hospital Río Carrión

La noticia es como sigue: Pocahontas (también conocido como Oye tú, que te vas sin pagar) uno de los más infames redactores de Diario Palenciano, ha sido ingresado, atendido, expulsado y declarado persona non grata en el Hospital Río Carrión.

Todo empezó el pasado martes, cuando nuestro redactor, aquejado de un ataque de caspa, acudió al citado hospital para ser atendido. Tras una breve observación, los médicos decidieron ingresarle para llevar a cabo una lobotomía de carácter urgente.

La operación llevada a cabo fue algo inenarrable: para anestesiar al paciente hicieron falta un par de botellas de whisky (aparte de media docena de mazazos en la cabeza) y luego tardaron más de 3 horas en encontrarle el cerebro. Antes de eso los cirujanos encontraron dos preservativos usados, una casette del Fari, una bolsa de chaskis y una gaita escocesa.

Pero lo más insoportable para el personal médico fue la convalecencia, y es que Pocahontas no es de los pacientes que se conforman con echar los tejos a las sufridas enfermeras y fumarse petas a escondidas en el cuarto de baño. El muy capullo siempre que podía la liaba: cambiaba el suero por cerveza, organizaba barbacoas en las salas de espera, llevaba strippers a las habitaciones de la planta de cardiología y por si fuera poco, se dedicaba a cantar rancheras a las 3 de la mañana. “Esto último fue la gota que colmó el vaso,” nos contó uno de los médicos que le atendieron, “porque no es el primer paciente que se pone a cantar por las noches, pero rancheras…. ¿no las habían prohibido?”.

Al final, no les quedó más remedio que expulsar a Pocahontas del hospital, confiscarle las revistas guarras que escondía debajo del colchón y de paso declararle persona non grata para que no volviera a asomar el rostro por ahí.

Sobre el calvario que pasó su compañero de habitación… en la imagen adjunta pueden observar el estado en que encontraron al pobre hombre cuando consiguieron deshacerse de nuestro redactor. Huelga cualquier comentario

Y de la lobotomía… pues sí que es cierto que hemos detectado algunos cambios en su comportamiento habitual ya que no se asoma a la ventana para orinar: ahora lo hace en los tiestos, como hacemos los demás.

Perpetrado por
en la sección de Sucesos
el Domingo, 13 de noviembre de 2011
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site