Seña Casimira (por Pepe el de la Nava)

En la fotografía la Seña Casimira, recuperada del susto, se avía unas castañas para el aperitivo

Nuevamente tenemos el placer de publicar otra colaboración de uno de nuestros fieles seguidores, “Pepe el de la Nava” quien tras una rápida deliberación en el Consejo del jueves a las 12.45 ha sido nombrado corresponsal honorario de Diario Palenciano en la Nava, el Cristo y donde le salga de las pelotas, sin derecho a sueldo pero con derecho a usar el título en recepciones oficiales y banquetes. Una vez más ¡que cunda el ejemplo!

Menuda se ha armado en nuestro barrio del Cristo el pasado 18 de abril. Por lo visto, 15.000 personas habían sido evacuadas en el Cerro del Otero. Han venido hasta los de Perros Callejeros para investigar qué ha podido suceder, con Chalís de la Serna a la cabeza.

Se han distribuido víveres en diferentes tiendas portátiles a lo largo de la calle, como si de mercadillo se tratara, en los que también se distribuía bebida en abundancia, ropa para un “pon” y diversas atracciones para no asustar más de la cuenta al personal.

Todo ello a precios “populares”. Si bien, el acto de la mañana más significativo fue cuando de forma gratuita se lanzó a la multitud bolsas que contenían pan y queso. Cuestión ésta que derivó en peleas, arañazos, tirones de pelos y demás cosas derivadas de los tumultos cuando algo es gratis. E incluso la aparición de mafias que deseaban obtener dicho botín para luego venderlo en el mercado negro.

Se lanzaban desde un balcón, preparado para la recepción de Mr. Marshal ( que no sabemos quién es, pero dicen que algún día llegará). Los aguerridos lanzadores eran nuestras autoridades, en su innegable papel de servicio público. En este caso, para alimentar las hambrientas bocas de los sufridores evacuados.

Pero claro ¿¿evacuados?? ¿¿de que??

Por lo visto, el peligro ha venido provocado por una nube de ceniza, que, a su vez ha sido provocada por la Señá Casimira de la población de Salcedillo. Involuntariamente, claro,  el día 1 de abril de 2010 echó un poco ceniza de más en el brasero y los fuertes vientos de la montaña le dejaron solo con el carbón.

La mujer se quedó preocupada, no sabía donde estaba la ceniza y denunció el hecho ante la Guardia Civil, a pesar de que sólo se trataba de unos 500 kgs de ceniza. Cantidad muy grande para un brasero, pero es que había que dar calor para largo.

Resulta que en Eurocontrol, que debe ser unos de Europa que deben de andar por las nubes, han localizado su ceniza. También han avisado de los peligros y la han llamado “nube tóxica de ceniza”. Y eso ha provocado algunos retrasos en vuelos porque la ceniza puede romper el motor del avión. Total, poca cosa.

Pero como la señora tiene cara de ser más buena que el pan, han dicho que procedía de un volcán de Islandia. Según fuentes cercanas a Eurocontrol, situadas en Australia, se justifican diciendo que “ a una jubilada no se le va a culpar de las pequeñas pérdidas económicas que ha provocado su descuido”.

La Señá Casimira, ya enterada de todo por Radio Brañosera, ha comprado un brasero eléctrico para evitar futuros disgustos, que es que lo ha pasao mu mal.

Perpetrado por
en la sección de Firma Invitada
el Miércoles, 28 de abril de 2010
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site