SIGNOS DE RECUPERACION ECONOMICA

Tan mal no deben estar las cosas atendido que el Conejo de Cuentas de Caspilla y Lirón se desplazó ayer en pleno (pelos, administrativos y conserjes inclusive) al modesto restaurante Rucio de Palencia, a pegarse un homenaje a cargo del presupuesto de tan casto y comedido organismo.

Se ve que todas las cuentas auditadas daban superávit.

Perpetrado por
en la sección de Economia
el Viernes, 8 de octubre de 2010
No se admiten más comentarios en esta entrada

Switch to our mobile site